Ingredientes: para 2 personas

  • 400 g de calabaza
  • aceite de oliva
  • 400 g de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 huevo
  • 35 g de mantequilla
  • unas hojas de salvia
  • 25 g de parmesano + un poco para el acabado
  • pimienta
  • un puñado de avellanas trituradas

Etapas:

Precalienta el horno a 200°C. 


Corta la calabaza por la mitad, ahuécala y colócala en una bandeja para hornear. 
Rocía con aceite de oliva y hornea durante 40 minutos. 


Una vez horneada, vacía la calabaza de su pulpa y vierte ésta en un bol. 
En tu bol para mezclar Curver, machaca la pulpa con un tenedor para obtener un puré. 

Pon el puré en un paño de cocina limpio y exprímelo sobre el fregadero para tratar de eliminar la mayor cantidad de agua posible. Vuelve a introducir el puré en el bol de mezclar y agrega la harina y la sal. Mezcla todo a mano. 
Incorpora el huevo, luego mezcla nuevamente hasta obtener una masa homogénea. Si la masa está aún un poco pegajosa, puedes añadir un poco de harina.


Divide la masa en 2 trozos.

Pon harina en una superficie de trabajo y enrolla cada trozo de masa formando una salchicha de unos 2-3 cm de diámetro. 
Corta las salchichas en ñoquis regulares de 1,5 cm de ancho con un cuchillo y luego enróllalos en un tenedor para darles una forma vistosa.


Vierte la mantequilla en una sartén y derrítela a fuego lento. Agrega las hojas de salvia y continúa la cocción a fuego lento durante 5 minutos. 


Mientras tanto, pon a calentar una cacerola de agua con sal e incorpora los ñoquis cuando el agua empiece a hervir. Cuece durante 2 a 3 minutos hasta que los ñoquis suban a la superficie. Retira los ñoquis con una espumadera y reserva 15 cl de agua de la cocción. 


Agrega el parmesano rallado y la taza de agua de cocción de los ñoquis. 


Cocina a fuego lento durante 2 minutos moviendo a la vez. Se formará una salsa que irá espesando lentamente. 


Si preparas la receta con antelación, vierte los ñoquis en tu hermético alimentario Curver. Añade las avellanas trituradas, un poco de parmesano rallado y pimienta.

Calienta en el microondas durante 2 minutos y medio.

¡Buen provecho!