Una invitación a viajar y un plato muy reconfortante

Ingredientes: para 2 personas

Para 4-5 naans:

  • 300 g de harina T65
  • 15 cl de leche
  • 12 g de aceite vegetal
  • 1 cucharada de vinagre de sidra
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita rasa de sal
  • 1/4 de cubo de levadura fresca o 1/2 bolsita de levadura seca de panadero
  • 5 cl de agua tibia
  • Aceite vegetal neutro

Para el dahl:

  • 140 g de lentejas rojas
  • 100 g de espinacas tiernas
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 30 cl de leche de coco
  • 1 lata pequeña de tomate entero
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de garam masala
  • 3 clavos
  • sal
  • aceite (idealmente aceite de coco)
  • un poco de chile en polvo para una variante más picante (opcional), lima y perejil o cilantro

Etapas:

Comienza haciendo los naans:

Diluye la levadura en 5 cl de agua tibia y deja reposar 10 minutos.

Mezcla la leche y el vinagre y deja reposar 5 minutos (la leche se cuajará, esto es normal).

En un bol para mezclar Curver, pon la harina, haz un pozo y añade la sal y el azúcar.

Vierte la levadura disuelta y la leche cuajada en el pozo, luego empieza a amasar durante 2 minutos.

Agrega el aceite y continúa amasando hasta obtener una masa suave.

Forma una bola y déjala reposar tapada durante 1h30.

Desgasifica metiendo el puño en la masa, luego forma 4 piezas de masa y forma bolas con ellas.

Usando un rodillo, extiende las bolas de masa en forma de óvalo.

Calienta una sartén a fuego fuerte y cocina cada naan durante aproximadamente 1 minuto por cada cara.

Con una brocha, engrasa con aceite la superficie cuando los saques de la sartén y resérvalos tapados en un paño de cocina.

Para hacer el Dahl:

Lava y escurre las espinacas.

Pela y pica finamente la cebolla.

En una sartén, añade una cucharada de aceite de coco y sofríe las especias, luego agrega la cebolla. Dora durante 5 minutos.

Incorpora los tomates de lata, las lentejas, las espinacas y cubre con leche de coco.

Agrega sal, tapa y cocina a fuego lento durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Si es necesario, añade un poco de agua a la cocción.

Si preparas esta receta con antelación, una vez cocinada, rellena el compartimiento grande de tu hermético alimentario Curver. Corta el naan en 4 para que quepa en el compartimento pequeño.

Calienta el naan y el dahl durante 1 minuto, retira el naan y continúa calentando durante 2 minutos.

Disfruta comiendo el dahl con el naan.

¡Buen provecho!