¡Este sencillo proyecto de bricolaje traerá un ambiente primaveral a tu mesa!

MATERIALES

  • Cesta Curver Knit redonda
  • Espuma para flores
  • Plantas
  • Cúter
  • Papel de maripossas
  • Papel decorativo en dos colores o estampados diferentes
  • Tijeras
  • Aguja e hilo
  • Perforadora de mariposas
  • Alambre de metal delgado
  • Silicona

Comienza tu bricolaje de primavera colocando las plantas dentro de la cesta: mide el recipiente que estás usando para el arreglo y corta la espuma floral para que quepa dentro del recipiente. La espuma floral te ayudará a mantener las plantas en posición a la altura adecuada.

Para un buen resultado, elije plantas con flores y hojas pequeñas.

Tip extra: también puedes usar flores frescas cortadas para tu centro de mesa, en este caso las colocarás directamente en la espuma floral después de haberla remojado.

Ahora es el momento de hacer algunas mariposas de papel.

Utiliza el perforador de mariposa para cortar la forma del papel decorativo. Necesitarás dos hojas de papel de diferente color o patrón para cada mariposa.

Si no tienes un perforador de papel, no te preocupes, simplemente puedes dibujar las mariposas y recortarlas con unas tijeras.

Cada mariposa se creará utilizando dos mariposas de papel. Une las dos mariposas de papel con hilo y aguja. Usa la aguja para hacer agujeros en el papel antes de enhebrarlos en el medio.

Si no quieres enhebrarlos, puedes usar silicona, solo asegurate de poner la silicona justo en el medio. Esto permitirá que las alas permanezcan separadas mostrando los diferentes patrones y agregará un bonito efecto 3D.

Corta el alambre de metal delgado en trozos de 15 a 20 cm de largo.

Con la silicona, pégalos en la parte posterior de tu mariposa y colócalos en la pieza central.

Dobla un poco el alambre de metal en diferentes direcciones, agregará un movimiento realista a tus mariposas.